Bolalaika: 18 notas camino a Rusia 2018

BOLALAIKA(Diseño de imagen: Juan Pablo Cambiariere)

 

Como ante cada Copa del Mundo, el Suple NO de Página/12 encaró durante todo el año previo su propio sub-suplemento mundialista. Así como el de Sudáfrica 2010 se llamó Bolas Negras y el de Brasil 2014 Filhos nuestros, el de Rusia 2018 tuvo por nombre Bolalaika. Aunque lo cierto es que cada Mundial es una mera excusa para analizar los vaivenes del fútbol como deporte, pero también como exponente de la cultura pop de acuerdo a la mirada de los distintas periodistas que escribimos ahí.

En este posteo linkeo las 18 notas que escribí durante este año para Bolalaika. Desde la primera, en junio de 2017, sobre la crack brasilera Marta Da Silva, hasta la que hice esta semana anticipando siete récords que se establecerán en Rusia. Pero también se habló de las luces y sombras del fútbol, sus clubes y sus dueños, sus hinchas y sus tribunas, sus jugadores y sus mitos.

Como diría Luis Paz (editor del NO y creador de Bolalaika), “el camino al gol es sencillo: podés clickear sobre los títulos para leer cada nota completa”.

Sigue leyendo

Anuncios

Buscando rivales hasta el último momento

Defe

Si el clima lo permite, en un ratito Defensores de Belgrano jugará su último partido del campeonato de Primera B ante Talleres de Remedios de Escalada. Si bien el Dragón ya aseguró su clasificación al octogonal por el segundo ascenso (el primero lo definirán el miércoles Platenses y Estudiantes), el resultado que obtenga será clave para definir su próximo rival. Sigue leyendo

El velo

Macrijubilado

Al gobierno le duró mucho el disimulo, pero después de dos años en el poder finalmente se le cayó el velo y quedó condensado todo lo que es en un mismo día: dirigentes déspotas al servicio del vaciamiento del Estado para beneficio de sus amigos, aliados entreguistas sin ningún tipo de remordimientos, represión sofocante con infiltrados y provocadores, operaciones y manipulaciones mediáticas y una insensibilidad aterradora sobre el daño social y moral que es capaz de ocasionarle a una población y al Estado de Derecho.

La infamia, que se evidenció este lunes 18 de diciembre con la segunda sesión por la Reforma Previsional, concluyó hace minutos, con la conferencia de Macri exclusivamente para periodistas afónicos de tanto chuparle el glande y agotados tras dedicarse a tirar fruta podrida, pero moviendo la colita con buen perro que espera que le tiren el palito para volver a traerlo. El problema que ignoran todos estos tripulantes del Titanic es que en Argentina, como en pocos lado del planeta, la historia gira sobre sí misma y se te estrella en la jeta…

El problema de Argentina

Conciencia

El problema de Argentina no es el gobierno perverso y mediocre que decide nuestra suerte, tampoco el Poder Judicial plagado de parásitos con privilegios intocables, y ni siquiera las fuerzas de seguridad que actúan con siniestra impunidad. El verdadero problema es el elevado componente fascista y reaccionario que habita en la población civil: gente de a pie que, ni bien se levanta a la mañana, ve en el espejo a alguien superior a sí mismo y a los demás, y por lo tanto reclama beneficios exclusivos y excluyentes. Es decir, que legitima la trampa sólo si le pertenece, pero exige el castigo si la comete el de al lado. Es el que se pajea viendo por la tele como despiden, excluyen, reprimen o encarcelan al otro, al ajeno, al distinto… por atreverse a querer “ser como uno”.
Más que un crisol de razas, lo que se impone es un crisol de grasas sin conciencia colectiva ni empatía social. El problema es que por culpa de unos tantos nos terminamos hundiendo todos juntos.

Las conejitas y el huevo podrido

Playboy La veneración casi unánime por Hugh Hefner (que no era Ghandi ni Newton, sino un viejo que se jactaba de cogerse pendejas en su mansión y las ponía en bolas en una revista para hacer de ellas un objeto comercial) demuestra muy claramente la enorme cantidad de muchachos que se manifiestan en favor de los reclamos de género de manera vacía e incoherente con lo que ellos mismos creen íntimamente. Y también revela algo triste y grave que pasa desapercibido: cuando una proclama urgente y necesaria (como el #NiUnaMenos y derivados) se termina malviertiendo en un tag uniforme, sin el razonamiento (auto)crítico necesario para que la ruptura se provoque y no sea tan solo una excusa para postear el Día de la Mujer cosas que nos hagan quedar bien ante las chicas.

Defe y un duelo necesario para soltar y mejorar

Defe chau

Sigue leyendo

Hermosa tierra de amor y paz

Represion

El lunes pasado conté en mi Facebook lo que estaba sucediendo en el INDEC, donde se montó un fuerte cerrojo policial mientras los empleados eran obligados a entrar de a uno para saber si estaban en una inesperada lista de despedidos. Cerrojo policial y listas, todo muy 1976. Esa fue mi observación elemental (la dictadura fue control y amedrentamiento en escalas aberrantes pero también en otras menos perceptibles) aunque la ¿metáfora? fue impugnada por licenciados en literalidad y semiólogos de quincho. Yo me quedé mosca y la cosa volvió a embatir con más dureza a los pocos días, primero en un piquete de la Panamericana y luego en una marcha de docentes. Y no me refiero a la dureza del garrote de la policía, que es más que evidente, sino a la del garrote de la realidad. Una realidad tan clara que a muchos encandila. O, en el más triste de los casos, atonta.

Yo, por suerte (cuando digo ‘suerte’ me refiero al azar de la existencia), no viví la dictadura, sino que me crié en democracia. Una democracia compleja y contaminada, no lo voy a negar, pero que jamás se me reveló como en la actualidad, en donde se impone el afán represivo como mecánica del Estado para “desempatar” conflictos con la sociedad. ¿Ese era el diálogo que proponían? Va a ser difícil, muchachos: ese lenguaje ya no garpa como antaño, aún a pesar de que sobrevivan escupidores de pochoclo que aplauden los bastonazos en vivo de la TV.