Dos de cabezas

Mientras Diego Maradona jugaba al showbol en Mendoza, Independiente de esa ciudad cacheteaba como local a Belgrano de Córdoba hasta alcanzar un histórico 7-0 por el Nacional B. Damián Muñoz no se pudo enterar de la cifra final: su primo lo ultimó a cuchillazo limpio, en la Popular. Otros hinchas -amigos o desconocidos, pero lo mismo cómplices- se tomaron la precaución de sacar el cuerpo del estadio y tirarlo en la calle, para que el equipo no sufra sanciones. Así no andan diciendo que los violentos no quieren al club. Bastante parecido a lo que le sucedió a Miguel Feris tres semanas antes y en la misma tribuna. Excepto que no lo acuchilló un primo, y que fue recogido de la calle a tiempo para salvar su vida. En las dos oportunidades, no hubo policías en el camino a quiénes explicarles qué era eso que manchaba el suelo mientras lo arrastraban.
Dirigentes y barras del Independiente mendocino están cruzados desde que los unos cortaron algunas entradas de favor y, los otros, protestaron con pintadas, banderas al revés, destrozos en el club y hasta robo de sueldos de los jugadores.
El presidente, Daniel Vila, dijo que aquel hecho “no tiene nada que ver con el fútbol, son peleas o ajustes entre individuos. Además, el operativo fue hecho de la mejor manera”. Dos son los muertos por el fútbol en 2007 (el primero, Marcelo Cejas). La misma cantidad de goles que hizo Palermo, de cabeza, el domingo, según dijeron las tapas de los diarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s