Últimos pastillazos antes de las elecciones

debate 2009

Gran Cuñado, el debate televisado de candidatos porteños, la danza de las encuestas, domingo de elecciones… y después (¿y después?)

++++++++++++++++++++++++++

Demasiada importancia cobraron  estas elecciones por ser meramente legislativas. No sé si la mayoría tiene conciencia de lo que se realmente se vota (me refiero a qué cargos, para qué lugares y en qué cantidades), pero es innegable que gran parte del electorado ha incorporado una cantidad de nombres inédita. Quién más, quién menos, todos oyeron hablar de algún nombre o apellido como Kirchner, Scioli, Nacha, De Narváez, Felipe, Gabriela, Alfonsín hijo, Lilita, Reutemann. ¡El único que no le debe ni una décima de su popularidad a Gran Cuñado es Pino Solanas! El gran ganador del debate televisado por TN (para quiénes vieron el debate televisado por TN, claro) se plantó en el plató y le preguntó a Gabriela Michetti sobre los 54 prostíbulos que él contabilizó en Capital todas las veces que fueron necesarias hasta ponerla incómoda. La primera dama del PRO salió de las cuerdas con un “jejeje” nervioso, no homologable con el de su cumpa De Narváez. La agresividad estuvo en grajeas (Prat Gay llamó idiota, indirectamente, a Macri y Heller le batió a Solanas mirando para el costado que no sabía que de grande se iba “a volver mentiroso”), claramente lejos de la intensidad que viene caracterizando a la campaña, sobre todo en estos últimos momentos de definición.

++++++++++++++++++++++++++

El festival de encuestas no puede calmar la tensión de una previa en la que todos se proclaman ganadores aunque con mucha perturbadora timidez. Da la sensación de que nada está dicho y todo puede pasar de acuerdo a lo que haga cada bando en tiempos donde el margen de error se achicó hasta límites asfixiantes. Ni hablar si querés mirar más allá de las urnas. ¿Qué pasará durante los seis meses que separarán estas elecciones de la asunción de los nuevos diputados? ¿Y qué será de allí hasta dos diciembres más tarde, cuando llegue la hora de cambiar el bastón presidencial? Se hace difícil presumirlo cuando no podemos saber qué será de nuestra vida cotidiana más allá de un fin de semana cualquiera. Aunque el que viene no se trate de un fin de semana cualquiera de los que nos toca vivir en este presente lleno de preguntas y hambriento de respuestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s