Roberto Caballero: “No somos un diario de propaganda”

Apuntes de nota de la conferencia que ofreció el director del diario Tiempo Argentino en la Universidad del Salvador el miércoles 15 de junio. Caballero, que también trabajó en La Prensa, Noticias y revista VIII y co-escribió la biografía de Rodolfo Galimberti, habló de la agenda, el oligopolio en el mercado de papel, distribución de kioscos y publicación de avisos privados; la relación del diario con el Gobierno y con el grupo multimedio al que pertenece, y también sobre otros diarios y otros periodistas.

LA RELACIÓN DEL DIARIO CON EL GRUPO SZPOLSKI Y EL GOBIERNO

El diario surge de un colectivo de trabadores. Los financistas vinieron después, que son Sergio Szpolski y Matías Garfunkel. No tenemos relación con los demás medios del grupo, que son El Argentino, Miradas al Sur, Revista XIII y Radio América. Funcionamos de manera autónoma y pertenecemos a una unidad en la diversidad, cada uno con sus propias improntas profesionales. Nosotros empezando tirando 30 mil ejemplares, ahora llegamos a 45 mil los días de semana y a 65 mil los domingos.

No somos un medio de propaganda. No le preguntamos qué decir a la Secretaría de Medios. En todo caso, festejo políticas públicas que yo también defiendo sin ningún pudor, ya que la relación entre el periodismo y la política viene de siempre. Sino, recuerden a Belgrano, Moreno, Mitre, Sarmiento, Perón incluso, todos ellos políticos pero también periodistas. Nosotros tenemos una fuerte impronta ideológica que muchos no nos perdonan, pero de la que estamos orgullosos. Uno define una misión clara, que es sostener un modelo de país. Eso contempla un discurso en el que algunas cosas deben decirse y otras no. Tiempo Argentino es hijo de la Ley de Medios. Ni siquiera por los posibles beneficios de su contenido, ya que es aplicada a servicios audiovisuales, sino por compartir el espíritu de que algo está pasando y se está expresando. Nosotros queremos ser como Clarín, pero al revés: queremos contar ideas con realidades.
Sabemos que ocupamos un lugar determinado, defendiendo o sosteniendo determinadas cosas en las que mucha gente se ve reflejada. Así como en su momento las Sagradas Escrituras le aportaron claridad a un montón de preguntas, leer un diario también es una forma de ordenarse en el caos del mundo. Pero los diarios no los decidimos los periodistas, sino la coyuntura en la que se crearon.

PAPEL, KIOSCOS, PLATA

Hay tres factores fundamentales para llevar un diario adelante: el papel, que es su insumo básico; la distribución en los kioscos y el financiamiento, que es con fondos públicos (la pauta oficial, por ejemplo), pero también privados, a través de sus anunciantes.

Papel. Es de Papel Prensa, controlado desde 1976 por Clarín y La Nación a través de una sociedad en la que, entre otras cosas, se vende el papel así mismo más barato que a todos los demás. Últimamente comenzó a traerse papel de afuera, gracias a que el gobierno bajó los aranceles de importación permitiéndole de esa manera subsistir a muchos diarios y revistas del interior. Nosotros le alquilamos la imprenta a Perfil.

Distribuidoras. La mayoría también las tienen ellos, con los consecuentes beneficios a la hora del reparto en los kioscos. Hay días que Tiempo Argentino no llega a ellos, es increíble.

Financiamiento. No depende solo de la pauta oficial, sino también de los anunciantes privados. Con estos, sucede lo siguiente: el grupo Clarín tiene firmados con muchos de ellos contratos ilegales, que atentan contra la ley comercial, en donde les impiden publicitar en otros medios. La amenaza es que, si lo hacen, Clarín no les publica más. Algunos, de todos modos, lo hacen, pero con concesiones. El ejemplo claro es el de los llamados avisos utilitarios, anuncios de ofertas que hacen las grandes marcas. Hay gente que compra Clarín los fines de semana para buscar esos avisos a página entera sobre descuentos y pagos en cuotas en tal o cual lugar. Esas mismas empresas pueden llegar a pautar en Tiempo, pero con avisos institucionales, no con esa información que vuelve de gran utilidad a la publicidad, por ende al diario que la publica de tal manera. Digamos que nos pautan de onda.

Pauta oficial. Jamás podríamos vivir solo de la pauta oficial. Nosotros estamos a favor de una ley que verdaderamente la regule, limitando el gasto discrecional. Pero insisto en la importancia de los auspiciantes privados. Sería imposible sobrevivir solo con pauta oficial y la venta de ejemplares. De cada diario, al canillita le queda el 40% de acuerdo a los convenios marco que Clarín y La Nación no respetan dejándoles solo el 32%. El 36% restante le queda a la distribuidora, a la que hace el reparto a los canillitas. Es decir que solo nos queda el 28% de la venta de ejemplares.

PÁGINA/12, LA NACIÓN, POPULAR Y LOS NUEVOS DIARIOS DE CLARÍN Y PERFIL

Página 12. Arrinconado, aportó al debate mucho más que los otros. Si no fuese por Página, nunca hubiesen estado en la agenda temas como el matrimonio igualitario, la violencia de género o, mismo, los derechos humanos. Hoy, no existiría sin pauta oficial, sin embargo ocupa un lugar importante y es bueno que esté por llegar a los 25 años. 25 años es muchísimo para un diario, en Argentina, y en los tiempos que corren. En ese sentido, yo me declaro un hijo de Página/12.

La Nación. es el diario militante por excelencia, ellos mismos se presentan como “tribuna de doctrina”. En su fundación, se trataba de la doctrina de la Generación del ’80. Todos los diarios reflejan un modelo de país determinado, y eso es así desde 1801 con El Telégrafo Mercantil (el primero de los que hubo en Argentina), que defendía ideas económicas revolucionarias para la época, por caso el libre cambio por sobre el monopolio imperante.

Muy y Libre. Hubo auspiciantes importantes que le pidieron a Clarín bajar un poco el tono, entonces ellos lanzaron el diario Muy para conformarlos. Este, y Libre, pretenden seguir la línea de The Sun, con títulos grandes y mucho sensacionalismo, pero solo me recuerda al pasquín de Raúl Moneta llamado El Guardián, que se dedicaba a extorsionar a la gente con el uso de su información. Muy tiene algo de periodismo, no nos olvidemos que está sostenido por toda la estructura humana de Clarín. Lo de Libre es imperdonable. Titular sin verbos es una afrenta al lenguaje, además que son muy poco rigurosos. Yo lo conozco al director, Darío Gallo, fuimos compañeros en revista Noticias. Recuerdo a un periodista realmente brillante y me produce dolor no poder reconocerlo en ese diario.

COLEGAS

Jorge Lanata. Mirá, Lanata es un tipo que hizo Página/12, lo que ahora es Revista/XXIII y tantos programas de tele y radio. Podemos discutir si se equivoca o no, en mi caso creo que sí, pero también creo que a esta altura se tiene bien ganado el derecho a poder opinar. Cuando voy a 678 y a lo mejor hay un informe en el que lo critican, me causa un poco de pena.

Jorge Fontevecchia. Fontevecchia es un tipo muy curioso. Detrás de esa imagen de hombre racional se esconde Marilyn Manson. Lo que hicieron de borrar con photoshop a Estela de Carlotto en una foto ya lo hacía Lenin en la revolución bolchevique. Él quiso competirle con su diario Muy el terreno al Popular, un éxito que vende 120 mil ejemplares los domingos y que representa todo un estilo. Un estilo que generaron ellos, originalmente con mucho texto, lo cual denotaba la alfabetización que en ese entonces tenían incluso las clases bajar. Y, a decir verdad, es medio difícil hacer un diario popular con un tipo como Lanata. Fontevecchia debería entrar al terreno popular en puntas de pie y pidiendo permiso, porque es ajeno a él. Sin embargo, hace todo lo contrario y eso es Libre.

NUEVOS CONTENIDOS

Quisiera que sea más abierto en su contenido. Hay muchos relatos importantes, el fútbol es uno, la cultura es otro, y así varios más, pero la situación política impide tener esa posición. El diario está con los dientes apretados todo el tiempo, de todas maneras creo que estamos a medio camino. Los diarios necesitan cinco años para madurar y establecerse. Nuestro desafío es ser un diario de multitudes, no chico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s