El sobaquenismo Messista

MessiNo termino de comprender a los fundamentalistas del sobaquenismo Messista. Me refiero a aquellos que, ante la mínima critica, corren a arropar al ídolo. Como si fuera un niño indefenso, o como si acaso este necesitara la conmiseración de anónimos soldados. Son los mismos que se arrogan aires de superioridad intelectual o espiritual al recomendarnos muy sueltos de cuerpo que “lo disfrutemos sin condicionamientos”. Cada vez que escucho un razonamiento tal, solo ruego no caer en esa desgracia miserable.

Uno le exige por demás a dos clases de personas: a las que amamos y a las que admiramos. De ese modo, a los músicos le pedimos sus mejores creaciones. A los poetas, sus versos más notables. Y a los intelectuales, razonamientos elevados. No olvidemos que a los primeros que criticamos (cuando aún ni siquiera salimos del cascarón) es… a nuestros propios padres! A aquellos que nos dieron la vida, nos criaron y protegieron de manera incondicional. En esa cadena evolutiva, Messi (y cualquier fulanito que lo suceda) es uno más de la fila. Ídolo no es aquel nos obliga a a una adoración masturbatoria, sino quien nos permite cuestionarlo. Aunque más no sea desde la admiración… como forma de distraernos en el tiempo hasta que nos regale otra genialidad.Todo lo demás es tiranía, obsecuencia y marketing. Ustedes eligen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s